ACTUALIDAD

Víctima de masacres en Rabinal: "Cárcel para Ríos Montt y todos sus malos discípulos"

28 marzo, 2017 Fabricio Alonzo Diario Digital

El presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Roberto Caldas, visitó Guatemala el pasado lunes 26 de marzo para verificar el cumplimiento de las sanciones impuestas por las masacres cometidas en Rabinal.

Este es un municipio del departamento de Baja Verapaz donde todos tienen en común la perdida de uno o varios familiares y amigos. Aquí fue el escenario de varias masacres de 1980 a 1984, en el marco del conflicto armado interno. Esto provocó la muerte de unas cinco mil personas de acuerdo con datos del Centro para la Acción Legal de los Derechos Humanos (CALDH). Estas ocurrieron principalmente en la comunidad de Pacux, en Río Negro y en el caserío Plan de Sánchez, durante los gobiernos de Fernando Lucas García y José Efraín Ríos Montt.

we2
Vecinos aprovecharon la visita de la Corte IDH para denunciar al Estado de Guatemala por incumplimiento en sentencia. Foto: Fabricio Alonzo.

A pesar que el Estado de Guatemala no ha reconocido que durante el conflicto el ejército cometió asesinatos en estas comunidades del grupo maya Achí, en el año 2012 la Corte Internacional de Derechos Humanos (CIDH) lo sentenció a investigar los hechos que originaron estas violaciones.

Se le ordenó juzgar y sancionar a los presuntos responsables, así como resarcir a los pobladores sobrevivientes con infraestructura y servicios básicos como tratamiento médico y psicológico a las víctimas entre otras cosas.

Dominga Sic
La historia de Dominga Sic es la más conocida de las víctimas del conflicto armado a nivel internacional. Denese Becker decide regresar a Guatemala donde nació, para descubrir que su verdadero nombre era Dominga, tenia 9 años cuando se convirtió en la única sobreviviente de su familia de la masacre en Río Negro, el canal de televisión HBO hizo un documental con su historia de nombre “Discovering Dominga”.

No han cumplido

La visita de Caldas fue aprovechada por los comunitarios de ese municipio para denunciar que la referida sentencia y sanciones impuestas no se han cumplido.

“Queremos ver el grado de cumplimiento de las sentencias. Este recuerdo es muy importante para la evolución de la sociedad, nuestra intención es que la sentencia sea cumplida integralmente lo más pronto posible”, dijo Caldas.

En la comunidad de Pacux se observaban pancartas denunciando las carencias en las que se encuentran viviendo y exigiendo enjuiciar a los militares involucrados en las masacres. Frente a un monumento que los pobladores hicieron en honor a las víctimas, Juan Chenchij de 60 años y que perdió a 20 familiares y decenas de amigos durante la masacre de Rio Negro, exigía “cárcel para Ríos Montt y todos sus malos discípulos”.

web3
Juan Chen de  89 años de la comunidad de Pacux perdió a su esposa, Isabel, durante la masacre de Río Negro: “Mire papaíto esa es mi primera señora, se fue en la masacre, la fueron a matar los judiciales…los soldados”. Foto: Fabricio Alonzo.

Una capilla en honor a las víctimas

web4
Capilla de la comunidad Plan de Sánchez en honor a las víctimas del conflicto armado. Foto: Fabricio Alonzo.

El ejército de Guatemala que trataba de combatir la guerrilla, llegó la mañana del domingo 18 de julio de 1982 a Plan de Sánchez lanzando varias granadas desde helicópteros. Luego entró a la comunidad y reunió a todos los pobladores, incluyendo niños y ancianos, matándolos por la tarde para luego quemar sus restos.

En este lugar donde ocurrió la masacre, en 1996 los sobrevivientes construyeron una pequeña capilla o iglesia católica en honor a las personas que perdieron la vida ese día.

“Bienvenidos a nuestro lugar sagrado, estamos sentados sobre los restos de nuestros seres queridos, todos sentimos un orgullo para declarar todas las injusticias en memoria de ellos”, dijo Juan Manuel Jerónimo, miembro de la comunidad durante la visita de la Corte IDH.

web5
Plácido Jerónimo de 79 años se encontraba en la capilla con 6 actas de defunción, una de su esposa Gavina Chajaj y la de sus hijos: Filadelfo de 2 años, Benardina de 3, Francisca de 8, Delfina de 12, Rosalía 10 y Candelaria 6 años. Foto: Fabricio Alonzo.

Difícil recuperación

web6
Dos policías observan las fotos de las víctimas de las masacres y desaparecidos en el Museo de la memoria histórica de Rabinal. Foto: Fabricio Alonzo.

A través de toma de muestra de ADN a familiares se ha logrado identificar a los restos que se encontraban en cementerios clandestinos. Y a través de exhumaciones los pobladores han logrado encontrar los restos de sus seres queridos para darles una sepultura digna.

En el centro de Rabinal existe el museo de la memoria histórica donde se exhiben las fotografías de las víctimas de las masacres, además se fomenta la cultura de la comunidad como lo es el Rabinal Achí.

La comunidad trata de recuperar el tejido social al trabajar con los sobrevivientes en el fomento de las raíces ancestrales maya Achí. La mayoría de sobrevivientes sufrieron desplazamientos forzados internos provocando la pérdida de danzas, ejecución de instrumentos musicales ancestrales, ceremonias mayas, el uso de las plantas medicinales, gastronomía comunitaria, pérdida del valor en el uso del traje, entre otros.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS