ACTUALIDAD

«Vamos a seguir hasta que encontremos a la última víctima»

5 junio, 2018 Agence France-Presse

Bajo una nube gris de ceniza, los equipos de rescate buscan desaparecidos este martes 5 de junio, tras la potente erupción del volcán de Fuego que dejó un saldo trágico de al menos 70 víctimas fatales y miles de evacuados.

Las autoridades guatemaltecas admitieron, sin embargo, que por la naturaleza del deslave volcánico, que arrasó varios poblados cercanos con una avalancha de lodo y ceniza ardiente, será casi imposible hallar sobrevivientes.

«Vamos a seguir hasta que encontremos a la última víctima, aunque no sabemos cuántas víctimas hay, pero vamos a revisar el área las veces que sea necesario», anunció el secretario ejecutivo de la Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred), Sergio García Cabañas.

Este martes, una pequeña columna de ceniza coronaba el cono volcánico ante la mirada atenta de los socorristas, que se cubren nariz y boca para protegerse del polvo que se levanta por doquier al paso de los vehículos de emergencia y alguna corriente de aire. En las localidades afectadas por el alud volcánico las calles están anegadas de ceniza.

El Inacif ha indicado que hasta el momento solo 17 personas fallecidas han podido ser identificadas por medio «de huellas dactilares y características físicas».

Además, el desastre natural deja 46 heridos, 3,271 evacuados y mil 877 albergados en Escuintla y Sacatepéquez, que junto al de Chimaltenango son los departamentos más perjudicados por la erupción, según cifras de la Conred.

Difícil encontrar sobrevivientes

García Cabañas reiteró que las autoridades no han podido establecer una cifra de desaparecidos y que oficialmente solo tienen conocimiento de dos socorristas, pero las esperanzas de encontrar sobrevivientes se desvanecen.

«Si están atrapados en el flujo piroclástico es difícil encontrarlos con vida. Incluso va a haber personas que pudieron quedar calcinadas y no se van a poder encontrar», dijo Cabañas.

«Continuaremos hasta que sea necesario y siempre guardando las medidas de seguridad», agregó, en alusión a que en las laderas del coloso quedaron acumuladas grandes cantidades de sedimento que en cualquier momento se pueden desprender y causar otra catástrofe.

A su vez, el presidente Jimmy Morales indicó la noche del lunes que continuarán con las tareas de búsqueda y rescate el tiempo que haga falta.

El Ejecutivo dio a conocer que este martes comenzarán a definir el plan de acción para iniciar lo antes posible las tareas de reconstrucción.

Foto/AFP

«Reposo activo»

Eddy Sánchez, director del Instituto de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), señaló que tras la violenta erupción del domingo el coloso liberó «mucha energía» y entró en una fase de «reposo activo» que, si bien aún podría generar explosiones fuertes, no llegarían «a ser catastróficas».

El Congreso aprobó un decreto presidencial para declarar el estado de Calamidad en Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango, los departamentos más golpeados y sobre los cuales se extienden las faldas del volcán.

Lee más: Papa envía pésame a pueblo guatemalteco por erupción del Volcán de Fuego

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS