ACTUALIDAD

Ya no facturo, ¿tengo que seguir declarando ante la SAT?

26 junio, 2017 Paolina Albani Diario Digital

Si en tu antiguo empleo facturabas, pero en el actual eres parte de la nómina y no sabes si debes de seguir declarando ante la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), acá te contamos qué puedes hacer.

Cuatro años sin facturar

De acuerdo a información de la Intendencia de Recaudación de la SAT, para los casos de contribuyentes que hace mucho que no facturan por servicios profesionales, estos debes saber:

  1. Debes de determinar el tiempo que llevas sin facturar. Si excede los cuatro años el contribuyente aplica para un “cese prescrito”, según el artículo 47 del Código Tributario. Es decir, que se podrá solicitar una suspensión por “vencimiento”.
  2. Si tenías multas pendientes durante ese plazo que no facturaste la SAT las elimina, “ya que se encuentra extinguida la obligación para el contribuyente, debido a que prescriben tras cinco años”, según el Código Tributario, Artículo 35, numeral 5.

Con menos de cuatro años

Para los casos de contribuyentes que tienen omisos y todavía no cumplen cuatro años desde la última emisión de facturas:

  1. Deben presentar sus declaraciones con las sanciones o multas ya pagadas.
  2. Presentar el formulario 2175 y solicitar el cese de actividades.
  3. Documento de identificación original, es decir, DPI o Pasaporte.
  4. Presentar libros de compras y ventas con registros al día, adjuntando fotocopia de la última hoja utilizada de cada uno de los libros.
    Los documentos autorizados sin utilizar debidamente anulados (facturas anuladas).

 

Si tiene vehículos con placas de uso alquiler, urbano, comercial, de servicios, agrícola, industrial, de construcción o transporte de carga, haber realizado el traspaso de propiedad o inactivación definitiva de los vehículos”, refiere el proceso de cancelación de negocio de la SAT.

En 10 días hábiles podrás presentarse a cualquier oficina o Agencia Tributaria y te entregarán la Constancia del RTU o la “Constancia de Cese” que deberás de guardar.

Cierre temporal

Abelardo Medina, economista que trabajó en la SAT, aclaró que un contribuyente “no se puede dar de baja”, pero sí puede cambiar sus obligaciones y afiliaciones al solicitar el “cierre temporal de un negocio”. Esto le permite al contribuyente suspender su afiliación con la entidad y ya no tendrá que declarar nuevamente.

La suspensión no tiene temporalidad y podrás reactivar ante la SAT cuando empieces a facturar. Igualmente conservarás tu NIT, dijo.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS