ACTUALIDAD

Ya no gastes de más, te decimos cómo elegir la base de maquillaje

13 junio, 2017 Anamaria Arroyo Diario Digital

El maquillaje es una cosa maravillosa, si se sabe usar. Es complicado, pero al final vale la pena cuando aprendes a usarlo y te puedes dar un makeover sin problema. Una de las cosas más frustrantes es cuando te equivocas al elegir la base, pues no sabes de qué color es tu piel.

Tips para encontrar la mejor base

Ojalá existiera una sola crema genérica que nos diera una piel pareja y sin marcas a todas, sin estar buscando colores y tonos. En el futuro tal vez exista, pero por el momento tenemos las bases en crema, líquidas, en polvo y demás.

via GIPHY

Para escoger la mejor para cada piel sigue estos tips y así no te verás como si te hubieras puesto una máscara. La idea es que tu piel se vea natural y te permita aplicar tu demás maquillaje sin problemas.

Identifica tu subtono

Hay diferentes tonos de piel, pero debajo de ellos existe un subtono y para encontrar tu base debes de definir si tu piel es neutral u oliva, cálida o amarillo, rosa o fría. Esto también te ayudará a escoger mejor los colores de tus sombras, de tu cabello y tus accesorios. Si no escoges bien tu subtono tu piel se podría ver grisásea.

¿Cómo lo encuentro?

Hay diferentes formas de saberlo, una de ellas es cómo reacciona tu piel bajo el sol. Si te bronceas, tienes un tono más cálido. En cambio si te “quemas” y tu piel se pone roja, tienes un tono más bien frío.

via GIPHY

Otra forma es con los accesorios que usas. Si el oro hace que tu piel se vea radiante, tienes un tono cálido, pero si lo hace con plata es frío. Si tu piel luce radiante con ambos es neutra.

La mejor forma de saberlo es hacer la prueba de las venas. Pon tu mano en un puño y mira tus venas de la muñeca, ¿de qué color son? Mira la gráfica para ayudarte mejor:

Ilustración por Walter Wirtz
Ilustración por Walter Wirtz

Pruébala en el lugar indicado

Tendemos a ver los colores conforme a la piel de nuestra mano. Pero el mejor lugar para comparar una base con tu piel es en la parte baja de la mejilla, cerca de la oreja. Es donde el sol no llega y deja el tono de piel natural.

También es importante ver cómo combina con el cuello, pues ambos tonos deben parecer uno solo.

Escoge la que más te convenga

Las bases cremosas tienen más cobertura, pero pueden ser pesadas. Las líquidas son más ligeras. Con ambas, debes saber cómo aplicarlas. La cremosa necesita ser calentada y la líquida va con una brocha.  Si usas en polvo no la coloques arrastrando, sino con pequeños golpes en la piel para no quitarla.

via GIPHY

Hazla durar

Los polvos no siempre son necesarios, úsalos para matificar o sellar, si tienes brillo o tu piel es grasa. Si tu piel es seca, evita los polvos para no resecarla más. Para situaciones donde necesitas que dure, como eventos de todo el día o donde hay calor, es mejor escoger una base de larga duración o a prueba de agua.

Sellar es importante en esos casos y puedes usar un spray fijador o setting spray. Cómpralo o haz el tuyo con agua mineral o agua de rosas y unas gotitas de glicerina.

Información: Sofía Peeters de Sofía Peeters Beauty y Jessica Velázquez de J&M Beauty Información adicional: Makia, Birchbox, Huffington Post, OneDio

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS