ACTUALIDAD

Ya no lo dejes para la otra semana, cambia tu vida de sedentaria a activa

24 mayo, 2017 Anamaria Arroyo Diario Digital

Julio es un joven activo. Puede manejar su bicicleta desde la ciudad hasta el puerto San José sin problema, pero no siempre fue así. Hace unos años era todo lo contrario. Llegó a pesar 340 libras. “Por la U y el trabajo no hacía nada de ejercicio. Tenía una vida sedentaria”, describe.

via GIPHY

Fue al médico y le dieron un diagnóstico que le cambió la vida. “Tenía diabetes y altos triglicéridos, colesterol y presión”, comenta. Decidió entonces retomar la bicicleta. “Ya la había practicado, pero ahí la tomé en serio“. Así que abrió una fanpage Diabético Ciclista para motivar a otros como él a cambiar los hábitos del sedentarismo y comenzar una vida activa.

Del sillón al gimnasio

Julio no está solo. “Muchas personas comienzan a cambiar sus hábitos hasta que les dan un susto, como la diabetes o alguna otra enfermedad”, comenta Jennifer Castellanos, psicóloga deportiva.

via GIPHY

Somos un país sedentario y estos hábitos pueden pasar de padres a hijos. Si los padres son activos los niños también lo serán”, indica Castellanos. Si no has sido activo, puede ser intimidante, pensando que necesitas comenzar a practicar algún deporte o correr 21 km desde el principio.

via GIPHY

Esas ideas vienen de reality shows que venden pérdidas de peso rápidamente. “Las cosas no son así. Primero hay que diferenciar el deporte de la actividad física. El deporte tiene reglas, lugares, implementos, etc. Mientras que la actividad física puede ser bailar, caminar o subir y bajar gradas“, aclara Castellanos.

via GIPHY

Pasito a pasito

Castellanos recomienda que sea poco a poco, como Julio, que comenzó en la bicicleta con un recorrido breve y luego alargó los viajes. “Pasé de manejar 2 km a llegar al puerto”, cuenta.

Esa es la mejor forma de comenzar. Mario Lorenzana, doctor en ciencias de artes marciales recomienda rutinas de bajo impacto. “Antes de comenzar se debe de consultar con un médico“, indica, ya que  la edad, el peso, la condición física y muchos otros factores se deben de tomar en cuenta para encontrar la rutina indicada.

via GIPHY

“Un par de semanas de ejercicios estáticos, sin desplazarse de lugar, con una rutina de calentamiento de articulaciones y luego algo de esfuerzo como sentadillas. Levantar las rodillas. Despechadas. Ejercicios que fortalezcan su ‘central core’ (núcleo central)”, recomienda Lorenzana.

“El ejercicio debe ser vitalizante y no extenuante”, agrega Lorenzana. Como cada caso es diferente, recomienda que se consulte antes con un experto para encontrar la rutina perfecta.

El tai chi, caminar o nadar, son buenos ejemplos de cómo comenzar la actividad física.

via GIPHY

Los beneficios

“Si te mueves tienes mucho que ganar y nada que perder”, indica Castellanos. “No conozco a alguien que se queje después de llevar una vida activa. Incluso ayuda a la depresión pues el flujo de endorfinas sube con la actividad física.”

Julio por su lado nos cuenta cómo su vida ha cambiado: “Pesaba 340 y ahora peso 250. Mi recepción de insulina es mejor e incluso llego al punto de no tomar Metformina por algunos períodos. Me siento mucho mejor y mi autoestima está más alto.”

via GIPHY

Para terminar Lorenzana da unas últimas recomendaciones: ” Puedes buscar una escuela de arte marcial interno que te enseñe a respirar y oxigenar tu organismo. Es difícil generalizar, pues cada cuerpo responde de manera distinta al esfuerzo.”

También debes tomar en cuenta tu alimentación, algo que tanto Castellanos como Lorenzana recomienda. Cada quien tiene metas distintas, ya sea por peso o por salud, pero lo mejor es fijarte en cómo te sientes, no en cuánto pierdes. 

via GIPHY

Así que si quieres despegarte del sofá, mejorar tu salud y sentirte mejor ya tienes una guía para comenzar.

Fuentes: Julio Flores, Diabético Ciclista. Jennifer Castellanos, psicóloga deportiva y Mario Lorenzana, doctor in martial arts science, cinturón negro, 7o. Dan.

 

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS