Coronavirus: Nicolás Maduro ordenó que Venezuela entre en cuarentena total

Nicolás Maduro ordenó ampliar a todo el país la ” cuarentena social, colectiva y radical” desde mañana mismo, en un discurso televisado con ribetes apocalípticos. “Es una medida drástica necesaria”, subrayó. El jefe revolucionario cuenta con asesoría cubana recién llegada desde la isla y con el apoyo de China, que enviará kits de tratamiento, de los que hoy carece el país.

Por lo tanto, tanto las actividades escolares como las laborales se suspenden en todo al país, a la vez que se limita la circulación y se prohíben todo tipo de eventos. El transporte público permanecerá activo, pero es obligatorio portar barbijos, pese a las recomendaciones en sentido contrario de la Organización Mundial de la Salud OMS ). La orden es mantenerse en casa, con las excepciones de quienes atienden farmacias, supermercados e industrias básicas, además de militares y policías.

El gobierno bolivariano apostó a la cuarentena, vigente ya en países como China, España, Italia y Francia, y al medicamento cubano Interferón, pese a las dudas que concita en la comunidad científica. Maduro reconoció esta noche que son 33 los casos positivos de coronavirus, 28 “importados” desde Europa y 5 desde la frontera colombiana. En total, son 18 mujeres y 15 hombres, distribuidos geográficamente en Caracas (8), Miranda (13), La Guaira (5), Aragua (2), Mérida (1), Cojedes (1) y Apure (1).

Sin citarle, el “hijo de Chávez” anunció que uno de los infectados es un “alto diplomático suramericano”, en referencia al argentino Eduardo Porreti, encargado de Negocios de la Embajada en Caracas.

En anteriores alocuciones, el “presidente pueblo” acusó a Estados Unidos de haber creado el Covid-19 para atacar a China y a los pueblos del mundo.

La capital Caracas, varios estados del centro del país y los fronterizos Zulia, Apure y Táchira se adelantaron 24 horas y ya hoy viven en cuarentena, que se habría cumplido en un 85%, según los datos aportados por Maduro. La preocupación por la comida fue una de las principales constantes para la población, que intentaba comprar gasolinas. Este servicio se suspendió por completo en varios estados del país.

“Le hago un llamado a los jefes de estados del mundo a que despertemos y tomemos medidas drásticas a tiempo”, insistió Maduro, quien fue excluido de la reunión virtual celebrada entre mandatarios y cancilleres de la región.

“Estamos ante la situación más grave que hayamos enfrentado nunca antes”, enfatizó el mandatario, olvidando que el que fuera el país más rico de América Latina hasta la llegada del chavismo puja hoy por sobrevivir aplastado por la realidad, en el séptimo año de una recesión económica que ya devoró dos terceras partes de su Producto Interior Bruto.

Los mismos años que lleva Maduro al frente del gobierno, dispuesto a romper todos los récords posibles: la peor contracción de la historia contemporánea, la mayor hiperinflación del siglo (28 meses seguidos), la peor crisis para un país sin guerra, el país más violento del planeta y los servicios públicos más colapsados en medio de la mayor diáspora conocida, que este año superará a la protagonizada por los sirios.

“Que sea humana la Humanidad”, finalizó Maduro, parafraseando al cantautor Alí Primera, a la vez que anunciaba nuevos bonos a través del carnet de la patria, instrumento de control social con tecnología china. El actual salario mínimo mensual apenas sirve para comprar un tapabocas, jabón y gel antibacterial.

“Lamentable el tono y contenido de esta cadena de Maduro, para hablar mal de otros países y politizar la pandemia. Continúan las grandes lagunas de información para los venezolanos”, criticó Rocío San Miguel, presidenta de la ONG Control Ciudadano.

Picture of Archivo CA

Archivo CA

Deje su comentario