La Casa Blanca lanzó el jueves la primera estrategia nacional destinada a contrarrestar el antisemitismo

Destacados grupos de defensa religiosa estadounidenses señalaron que la estrategia de la Casa Blanca aplacaría a los críticos que se preocupan por confundir las críticas al estado de Israel con el antisemitismo.

La Casa Blanca lanzó el jueves la primera estrategia nacional destinada a contrarrestar el antisemitismo en medio de un aumento de la violencia contra miembros de la comunidad judía y un aumento de las creencias antisemitas entre los estadounidenses.

Destacados grupos de defensa religiosa estadounidenses señalaron que la estrategia de la Casa Blanca aplacaría a los críticos que se preocupan por confundir las críticas al estado de Israel con el antisemitismo. La Casa Blanca hizo esto al no basar la estrategia únicamente en la definición utilizada por la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA). Aunque su definición de antisemitismo no menciona a Israel, muchos de sus ejemplos citados de antisemitismo sí lo hacen.

La Casa Blanca dijo que el 63 % de los delitos de odio por motivos religiosos denunciados afectan a miembros de la comunidad judía, aunque los judíos representan solo el 2,4 % de la población del país. En general, los judíos son el objetivo del 4 % de todos los delitos de odio denunciados en los Estados Unidos, según la Oficina Federal de Investigaciones.

Y la ADL, que ayudó a la Casa Blanca a dar forma a la nueva estrategia, informó a principios de este año que el 85 % de los estadounidenses cree en al menos un tropo antijudío, un salto del 61 % en 2019.

El antisemitismo también tiene implicaciones globales, dijo la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, al elogiar la estrategia.

El plan de cuatro pilares, que incluye aumentar la conciencia y la comprensión del antisemitismo y por qué es importante; mejorar la seguridad de las comunidades judías; revertir la normalización del antisemitismo; y la construcción de la solidaridad intercomunitaria, ha ganado el apoyo de destacados grupos judíos y musulmanes estadounidenses.

Fuente: VOA

Renato Martinez

Renato Martinez

Deje su comentario