Sacrifican a un oso hambriento cuyos intestinos se bloquearon por basura

Los funcionarios de vida silvestre de Colorado tuvieron que sacrificar a un oso enfermo después de recibir múltiples llamadas de residentes preocupados en Telluride, Colorado.

Durante una necropsia los funcionarios de vida silvestre hallaron algo inquietante dentro del oso.

“Había todas estas toallas de papel, toallitas, materiales tipo bolsas de plástico y contenido de alimentos no digeribles”, dijo John Livingston, portavoz de Parques y Vida Silvestre de Colorado. “El contenido era basura… no pudo avanzar hasta el intestino inferior”.

Todo lo cual prohibía al oso negro macho absorber los nutrientes adecuados.

“Un oso como este pesa alrededor de 180 kilos y tiene mucha grasa”, dijo Livingston a CNN, lo que significa que el mamífero posiblemente habría padeció hambre durante meses antes de morir.

“Estar comiendo y comiendo y no poder descomponer nada de esa comida habría sido una forma realmente triste y horrible para que ese oso sufriera mientras moría”, afirmó.

Los funcionarios tuvieron que tomar una “decisión desfavorable”

“Lo primero que notamos de inmediato fue un poco de espuma alrededor de la boca”, dijo Livingston.

Si bien la espuma no parecía ser rabia, los oficiales notaron otros comportamientos preocupantes. El oso también tenía los ojos hinchados, lo que “indicaba que estaba luchando contra algún tipo de infección”, señaló Livingston.

“Caminaba unos 20 o 30 metros a la vez antes de tener que acostarse”.

Estos síntomas indicaron a los agentes de vida silvestre que el oso tenía mucho dolor abdominal, indicó el portavoz.

“No podíamos dejar a un oso enfermo así sabiendo que estaba sufriendo y luchando por sobrevivir”, dijo Rachel Sralla, gerente del área de Parques y Vida Silvestre de Colorado, en un comunicado de prensa.

“Esa es una manera horrible de morir, descomponiéndose de adentro hacia afuera durante tanto tiempo. Como funcionarios, tuvimos que tomar una decisión desfavorable”, afirmó Sralla. “Es algo que desearíamos no haber tenido que hacer nunca”. El oso fue sacrificado la tarde del 9 de septiembre.

Además de evitar que el oso sufra, “CPW tomó la decisión de sacrificar al animal por razones de salud y seguridad humana”, dice el comunicado.

Aunque la decisión no fue fácil, trajo una sensación de alivio a la comunidad.

“Cuando se hace un análisis completo de lo que estaba sucediendo dentro de ese oso, nuestros funcionarios se sienten bien con la decisión”, dijo Livingston. “No dejamos que este oso sufriera”, continuó.

El oso sacrificado era muy conocido en el área de Telluride y anteriormente las autoridades de vida silvestre lo habían alejado de los espacios públicos. Se sospechaba que el mismo oso estaba involucrado en la entrada a una casa a principios de este verano, según el comunicado de prensa.

“Los osos pueden oler cosas hasta a cinco millas de distancia”

Sin embargo, si se ven osos con frecuencia cerca de las casas, es motivo de preocupación.

“Si los osos están alrededor de su zona residencial todo el tiempo, alguien no sabrá qué hacer”, dijo Livingston. “Porque si ese oso no recibe una recompensa de comida, seguirá adelante y regresará a las montañas”, continuó.

“Solo hace falta una persona que, ya sabes, deja alimentos inseguros para atraerlos”.

Los osos son animales inteligentes con un buen sentido de la memoria, lo que les permite recordar dónde lo encontraron y hacer referencia a él como un lugar al que regresar, según el portavoz de vida silvestre.

“Los osos tienen un sentido del olfato increíble y pueden oler cosas a una distancia de hasta cinco millas”, dijo Livingston a CNN. “Si huele una fuente de alimento basura que se ha dejado fuera, hay muchas posibilidades de que, en nuestros pueblos montañosos de Colorado, haya un oso en un radio de cinco millas que pueda oler eso”.

Los funcionarios de Parques y Vida Silvestre de Colorado emitieron una declaración que proporciona formas para que los residentes y excursionistas “protejan sus hogares y sus vidas contra los osos”, advirtiendo que “sólo las personas (como usted) pueden prevenir los problemas con los osos”.

“Ha habido una gran presión durante la última década para lograr que más residentes de las comunidades montañosas compren contenedores de basura a prueba de osos”, dijo el portavoz de vida silvestre.

Livingston también sugiere colocar los botes de basura afuera el día de la basura, en lugar de dejarlos reposar, no dejar puertas y ventanas abiertas durante la noche y no poner comederos para aves en los árboles.

“Realmente es necesario que todos hagan su parte, ya sean visitantes de Colorado o nosotros, que vivimos aquí a tiempo completo. Se necesita que todos hagan su parte para asegurar esa basura para que los osos no vayan por ella”.

Picture of Mariana Martinez

Mariana Martinez

Deje su comentario