Estudiante guatemalteco obtiene asilo en EE.UU.

0
277

Un juez de inmigración otorgó asilo a un estudiante de secundaria guatemalteco en Connecticut cuyo arresto provocó una gran cantidad de apoyo de maestros y compañeros de clase.

Mario Aguilar, de 18 años, fue liberado de la custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), el martes por la tarde, horas después de que los defensores mantuvieron una conferencia de prensa pidiendo su liberación.

“Está de camino a casa”, escribió la abogada Dalia Fuleihan en un correo electrónico a CNN.

La profesora de inglés Cynthia Clampitt escribió instrucciones para Mario en notas adhesivas en el paquete de tareas que le envió.

Después de que ICE arrestó a Aguilar en septiembre, los maestros le enviaron tareas escolares para que no se quedara atrás y viajaron a las audiencias de la corte para que viera una cara amigable.

Los estudiantes guardaron su asiento, hicieron carteles de “liberen a Mario” en la imprenta de la escuela y se unieron para su liberación.

La comunidad de Wilbur Cross High School en New Haven, Connecticut, que CNN presentó en una historia a principios de diciembre, había estado esperando ansiosamente un fallo en el caso durante semanas.

Los partidarios de Aguilar dijeron que finalmente tuvieron buenas noticias el lunes cuando los abogados recibieron un aviso por escrito del fallo del juez.

El martes, los líderes de la comunidad que hablaron con reporteros de WFSB, filial de CNN, y otros medios locales en una conferencia de prensa en el Ayuntamiento, advirtieron que la decisión de la corte fue solo una victoria parcial. Los defensores dijeron que les preocupaba que el adolescente pudiera pasar meses más tras las rejas si el gobierno decide apelar la decisión del juez.

Fuleihan dijo el martes por la noche que aún no está claro si el Departamento de Seguridad Nacional apelará.

ICE tiene 30 días para decidir si apelará

Una portavoz del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas dijo que la agencia “no comenta sobre cuestiones/reclamos/alegatos no relacionados con el estado de cumplimiento de un detenido sin una renuncia de privacidad firmada por el individuo”.

Los abogados de ICE tienen 30 días después de un fallo para decirle a un juez si apelarán. De hacerlo, los procedimientos podrían continuar hasta por un año, dijo Fuleihan.

Aguilar nació en Guatemala y llegó a Estados Unidos como menor no acompañado en 2018. Sus abogados dicen que huyó al ser perseguido y en busca de seguridad.

Los oficiales de deportación de ICE lo arrestaron en septiembre frente a un tribunal de Connecticut donde fue acusado después de un accidente automovilístico, incluyendo conducir bajo la influencia del alcohol, operar un vehículo motorizado sin licencia y no asegurar un vehículo motorizado privado.

Un tablero de anuncios dedicado a Mario Aguilar cuelga en el pasillo de Wilbur Cross High School en New Haven, Connecticut. Desde que ICE detuvo a Aguilar en septiembre, los estudiantes, maestros y administradores de la escuela han estado presionando para su liberación.

Un portavoz de ICE le dijo a CNN a principios de este mes que había sido arrestado por violaciones de inmigración y que los procedimientos de expulsión estaban pendientes.

Los defensores de Aguilar dicen que chocó contra un automóvil estacionado después de que su teléfono celular se deslizó del tablero y se agachó para recogerlo. Argumentan que nunca se realizó una prueba de sobriedad y que el cargo por conducir bajo la influencia del alcohol no se hubiera retrasado en la corte.

Los abogados han estado presionando durante meses para que ICE lo libere, sosteniendo que no es una persona peligrosa o que representa un riesgo de fuga, y que merece regresar a su comunidad y continuar sus estudios.

No recibió las tareas escolares que le enviaron los maestros

Ann Brillante, subdirectora de Wilbur Cross, le dijo a CNN que los maestros de la escuela tienen una buena razón para que su estudiante vuelva a clase.

“Es urgente”, dijo. “Cada minuto cuenta en términos de aprender inglés y en materia de avanzar hacia la graduación”.

Los maestros le dijeron a CNN que estaban devastados al enterarse recientemente de que la tarea que enviaron nunca llegó a su estudiante. Se devolvió un sobre lleno de hojas de trabajo al abogado de Aguilar, con el sello “devolver al remitente. Rechazado”. Una nota escrita a mano en el sello decía: “Nombre desconocido” y “se requiere número de identificación”.

Sin poder seguir con su trabajo escolar mientras estaba detenido, Aguilar está atrasado en sus clases, dijo Brillante. Pero los maestros, dijo, harán todo lo posible para ayudarlo a encaminarse.

“Cuando regrese, tendrá una pizarra limpia”, dijo.

Para los estudiantes, el caso ha sido una educación diferente a cualquier cosa dentro de un libro, aseguró la directora de la escuela a los periodistas el martes.

“Creo que es una lección maravillosa en educación cívica para que todos nuestros estudiantes aprendan sobre nuestros sistemas e incluso las partes averiadas de nuestro sistema que necesitan ser reparadas”, dijo la directora Edith Johnson. “Y sé que este hermoso grupo de estudiantes que dirijo en esa escuela será parte de la solución para reparar un sistema averiado”.

Los estudiantes de Wilbur Cross hicieron calcomanías con la etiqueta #bringmariohome en la imprenta de la escuela y las vendieron para recaudar dinero para su comisaría.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí