Este Martes Santo, como cada año se esperaba el paso del cortejo procesional de la consagrada imagen de Jesús Nazareno de la Merced, que como tradicionalmente se caracteriza era recibido al paso de las ofrendas florales que los feligreses le arrojan en su recorrido, sin embargo por las restricciones para evitar contagios de coronavirus, ha sufrido la suspensión al igual que otros cortejos procesionales.

No obstante, devotos de la imagen, se presentaron en la mañana de este día para entregar esas ofrendas florales y colocarlas en la baranda del templo mercedario y así elevar una oración.

De la misma manera, el templo de Beatas de Belén, donde en horas de la tarde se preveía la salida de la procesión de Jesús de la Indulgencia, era visitado por feligreses que con velas en mano elevaban sus oraciones.

Aunque, el sentimiento de la feligresía ante la falta de los cortejos procesionales se traduce en la entrega de ofrendas, las distintas hermandades que tienen a su cargo la realización de estas actividades continúan solicitando a la población que se abstenga de realizar dichos actos, pues es necesario que las personas se queden en casa para evitar ser expuestas a un posible contagio de covid 19.

En su lugar, los sacerdotes han solicitado que dichas ofrendas sean colocadas en los hogares en altares realizados por los devotos, de forma que se expongan lo menos posible.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí