ACTUALIDAD

En #ALas845, analistas hablan sobre el voto electoral en el extranjero

16 febrero, 2019 Candy Grajeda

Emitir el voto es un derecho y a su vez un deber de las y los guatemaltecos, ya que ellos eligen a los próximos gobernantes del país.

Guatemala, actualmente está en un ambiente electoral donde la participación es factor importante, principalmente de los connacionales en el extranjero y de los jóvenes.

Los analistas Omar Barrios y Goyo Saavedra, expusieron sus puntos de vista con respecto a este tema.

El voto extranjero

Se entiende como una forma de inclusión al guatemalteco en el extranjero, ya que le brinda un derecho político.

En 2016, el Tribunal Supremo Electoral (TSE), buscó la aprobación de una medida que permitiera a los guatemaltecos en Estados Unidos poder votar.

Esto con el fin de apoyar a los guatemaltecos que se les dificultaba invertir en recursos para viajar y emitir su sufragio.

Sin embargo, han habido constantes fallas en el proceso administrativo que hasta cierto punto generan que no todos ejerzan este deber cívico.

Muchos refieren sobre el apego que tienen los residentes en el extranjero que los motive a votar o no.

Omar Barrios, comentó que hay una confusión en la doctrina del voto, entre los que viven en Guatemala y los de Norteamérica.

Esto se debe a que existe un pensamiento de naturaleza diferente entre ambas partes.

“Recordemos de que el voto extranjero se da como opción para los que van a trabajar o estudiar en el extranjero», acotó Barrios.

Fallas administrativas en el sistema electoral

Ante esto, también se menciona otro factor implicado con la responsabilidad de los guatemaltecos.

Hay datos sobre cuál podría ser la posible cifra de guatemaltecos residentes, no obstante, son datos invariables, que no toman en cuenta a los migrantes indocumentados.

Esto se debe a diferentes fallas administrativas, una de ellas ha sido, el pasaporte como documento de identificación.

Ya que se supone, debería permitir el sufragio sin tanto obstáculo y para eso sirve el Código Único  de Identificación.

Además agregó que “En los años que tiene de existir, el renap no ha hecho nada, seguimos teniendo debilidades institucionales a pesar de los años”.

Por su parte, Barrios recuerda que al principio, este proceso electoral se hacía mediante dos cédulas: la de vecindad y la de ciudadanía.

Sin embargo, luego se optó por fusionar ambas en una sola, y los registros de padrón se colocaba en las hojas adjuntas de la cédula de vecindad.

Tiempo después, el uso tecnológico permitió implementar el Documento Único de Identificación (DPI), para la realización de trámites.

Desde entonces, muchas fallas administrativas han debilitado el proceso y al TSE mismo, al momento de las votaciones.

«Hay muchas fallas administrativas en el Estado que no van a permitir que se termine efectuando de una buena manera el voto en el extranjero»

Omar Barrios

Participación juvenil

Para un país, toda participación ciudadana es importante, en especial, la de los jóvenes.

Pero muchos, desconocen los procesos, y eso se ve reflejado en los registros y estadísticas, porque no todos están empadronados.

Saavedra califica que esto se ocasiona a partir de un «efecto nocivo», porque los jóvenes no son actores sino que están influenciados más, por los resultados.

Hasta cierto punto, expresa Saavedra, es una responsabilidad de los candidatos que se han postulado, ya que no toman en cuenta a este sector de la población.

En consecuencia, este modelo solo genera que las demás generaciones repliquen el mismo ejemplo, al no interesarles los procesos electorales.

Lee también: Partidos están inconformes con nueva distribución de vallas

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS