Canal Antigua

Somos Información

Verificarán si perros en Quetzaltenango murieron por envenenamiento o intoxicación

2 min read

En medio de manifestaciones e indignación, este martes se revelaron nuevos detalles de los perros que fueron envenenados en Quetzaltenango durante el pasado fin de semana. Ya intervino la Unidad de Bienestar Animal, se presentó el responsable y se estudiarán los cuerpos de los caninos.

De esta forma se dio a conocer que el pasado fin de semana, unos perritos en el Parque Central de Quetzaltenango fueron posiblemente envenenados por consumir panes hechos en un establecimiento de la localidad.

Esto generó inconformidad en varios guatemaltecos y vecinos de Quetzaltenango, por lo anterior, durante esta jornada se originó una serie de protestas en este departamento, en la cual exigían justicia por la muerte de estos caninos.

Este martes, una persona quien se identificó como Orlando Guzmán, se presentó a las instalaciones de la Unidad de Bienestar Animal en el MAGA, argumentando ser el responsable de dar esta comida a los perros, agregando que esta consiente que su actuar no fue correcto y dijo sentirse arrepentido.

Por ello se puso a disposición de las autoridades de Bienestar Animal, para que se tomen las medidas que consideren necesarias.

Con toda esta información, los representantes de la Unidad de Bienestar Animal, fueron citados este martes al Congreso de la República donde explicaron que estarán realizando necropsias a los cuerpos de los 3 animales, para determinar si se trata de una intoxicación o envenenamiento.

Asimismo, señalaron que la multa por envenenamiento a cualquier tipo de animal es por 12 salarios mínimos.

Se espera que durante los próximos días se pueda tener los resultados de las necropsias realizadas a los perritos y de esa misma forma determinar el grado de culpabilidad de Orlando Guzmán, por lo que ya pasaría a ser un tema también del Ministerio Público.

En ese momento se sabrá que cargos y que tipo de multa tendrá que cubrir esta persona por la muerte de los perros en Quetzaltenango.

Por Bryan Choy