FECI no ejecuta captura de directora en funciones del Registro de Ciudadanos
TSE criticó de incoherentes las acciones de la Fiscalía.

Compartir:

Nuevamente el Tribunal Supremo Electoral fue allanado por fiscales del Ministerio Público en busca de secuestrar información del despacho de Recursos Humanos y ejecutar una orden de captura en contra de la actual encargada del Registro de Ciudadanos.

De manera repentina, a la 1 de la tarde de este jueves, el Ministerio Público giro instrucciones para llevar acabo una nueva orden de allanamiento en el Tribunal Supremo Electoral, pero esta vez en la sede de Recursos Humanos y con una orden de captura en mano.

Los fiscales ingresaron al lugar con el propósito sustraer documentos directos del Registro de Ciudadanos y al mismo tiempo la papelería de algunos de sus trabajadores.

Pero también con el propósito de ejecutar la orden de aprehensión en contra de Eleonora Castillo, actual directora adjunta del Registro de Ciudadanos, debido a que no acató la resolución del Juzgado séptimo Pluripersonal de suspender la personalidad jurídica de Movimiento Semilla.

Sin embargo, al llegar al lugar, los fiscales no lograron ubicar a Castillo y únicamente se procedió a realizar el allanamiento respectivo en la sede de recursos humanos.

Minutos más tarde se procedió con la extracción de los documentos, por lo que los fiscales fueron acuerpados por agentes de la Policía Nacional Civil.

Unos segundos después que los fiscales se retiraran del lugar con todos los documentos, el Secretario del Tribunal Supremo Electoral, Mario Velásquez acudió ante los medios de comunicación, indicando que a su criterio no se puede perseguir a Eleonora Castillo, porque también tiene inmunidad.

Posteriormente el Tribunal Supremo Electoral emitió un comunicado en el cual detalla que las diligencias de allanamiento en contra de la encargada del Registro de Ciudadanos, Elenora Castillo, no son coherentes ni congruentes y más bien provocan un ambiente adverso a la legalidad.

“demandamos el respeto al Tribunal Supremo Electoral y garantizar los principios fundamentales del debido proceso, la presunción de inocencia y el derecho a la defensa, además del estricto cumplimiento de las leyes y el respeto a las jerarquías de la Constitución Política de la República y la Ley Electoral y de Partidos Políticos.”

Por Bryan Choy

Deje su comentario

Le puede interesar