Trabajador informático de Mar-a-Lago llegó a un acuerdo de cooperación con el fiscal especial

El trabajador de TI de Mar-a-Lago, Yuscil Taveras, llegó a un acuerdo de cooperación con la oficina del fiscal especial en el caso federal sobre el manejo de documentos clasificados por parte del expresidente Donald Trump, dijo el exabogado defensor de Taveras en una nueva presentación judicial.

Taveras llegó al acuerdo con los fiscales después de que fue amenazado con ser procesado, escribió el exabogado defensor Stanley Woodward en la presentación fechada este martes.

Taveras es referido en la presentación y en la acusación sustitutiva como “Empleado de Trump 4”, y CNN lo ha identificado como Yuscil Taveras.

Según los términos del acuerdo explicados en el expediente, Taveras aceptó testificar en el caso de los documentos clasificados y, a cambio, no será procesado. No ha sido acusado de ningún delito.

La presentación marca el primer reconocimiento público de que el abogado especial Jack Smith ha obtenido la cooperación de testigos clave como parte de su acusación contra Trump, su asistente de larga data Walt Nauta y el administrador de Mar-a-Lago Carlos de Oliveira.

Los fiscales han argumentado que Woodward, que ahora representa a Nauta, podría enfrentarse a conflictos de intereses –especialmente si el abogado defensor tiene que interrogar a su antiguo cliente– y que el juez que supervisa el caso debería examinar esos posibles conflictos.

Woodward escribió en la presentación de este miércoles que “no jugó ningún papel” en la cooperación de Taveras y dijo que los fiscales no ofrecieron a Taveras el acuerdo de cooperación hasta después de que Taveras consiguiera un abogado diferente. Woodward pidió al juez que le impidiera a Taveras testificar en un eventual juicio.

El testimonio de Taveras en julio ante un jurado investigador, que no era público, fue la fuente de nuevas acusaciones contra Trump que se incluyeron en una acusación sustitutiva presentada a finales de ese mes, informó previamente CNN. Esas acusaciones incluyen los esfuerzos de Trump, de Oliveira y Nauta para borrar imágenes de seguridad incriminatorias del club.

Trump, De Oliveira y Nauta se han declarado inocentes de todas las acusaciones.

Mariana Martinez

Mariana Martinez

Deje su comentario