Así afecta el coronavirus a la piel

0
253

La enfermedad COVID-19 provoca síntomas respiratorios como signo principal. Sin embargo, también hay registros sobre cómo afecta el coronavirus a la piel y a otros órganos y sistemas de nuestro cuerpo.

Recordemos que la tríada de síntomas clásicos en la infección por SARS-CoV-2 está compuesta por fiebre, tos y decaimiento, lo que puede evolucionar a falta de aire. En algunos pacientes se ha registrado también pérdida de olfato y enrojecimiento ocular.

El catálogo de síntomas de esta pandemia se ha encontrado en discusión desde sus inicios. A veces, los profesionales sanitarios advierten sobre un signo asociado, pero las asociaciones médicas no lo incorporan a los protocolos. O al contrario, una asociación médica lanza un comunicado solicitando se revisen a los pacientes según nuevos criterios y la Organización Mundial de la Salud lo rechaza.

Esta situación contradictoria es propia de una pandemia en desarrollo. Todavía no conocemos los alcances finales del COVID-19, ni tampoco sabemos si habrá reinfecciones o nuevas olas de contagio, como se especula ya en China, que estaba levantando las cuarentenas más rígidas.

Así, llegamos a la cuestión dermatológica vinculada al SARS-CoV-2, donde son dos las aristas a considerar: los síntomas directos sobre cómo afecta el coronavirus a la piel y las consecuencias en la piel ocasionadas por la cuarentena. Veamos cada una.

¿El coronavirus afecta la piel?

Los dermatólogos en el mundo coinciden en que el virus SARS-CoV-2 no es dermatotrópico. Esta palabra quiere decir que el coronavirus no afecta la piel directamente, o sea que no se instala en las células dérmicas.

Sin embargo, una carta al editor del Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology por parte de un dermatólogo italiano reporta síntomas cutáneos entre pacientes internados por COVID-19. Según la carta citada, el 20 % de los pacientes revisados por este profesional tenían alguno de los siguientes síntomas:

  • Rash eritematoso.
  • Urticaria.
  • Vesículas.

Estas lesiones dérmicas aparecieron durante o después de la hospitalización, pero no guardaron relación con la gravedad de la infección. Es decir, el coronavirus pudo haber afectado la piel de estas personas sin significar un peor o un mejor pronóstico en ellos.

La advertencia de este profesional italiano versa sobre la protección que sería necesaria para evitar el contagio. Si bien recalca que la transmisión comprobada es a través de gotitas respiratorias, insta a reforzar el uso de barreras físicas para no entrar en contacto con estas posibles lesiones asociadas.

quemadura solar
Un dermatólogo italiano advirtió sobre la presencia de vesículas en pacientes con COVID-19

Afecciones de la piel por la cuarentena

El coronavirus no solo genera problemas por la infección en sí, sino también por el aislamiento impuesto. La cuarentena acarrea sus propios trastornos que dependen del encierro, del uso de productos de limpieza y de la falta de exposición a la luz solar.

Podríamos decir que el coronavirus afecta a la piel indirectamente en estos casos. Se han registrado dermatitis por el lavado excesivo de manos y por el uso inadecuado del alcohol en gel, así como úlceras por presión por permanecer mucho tiempo en la misma posición.

Los eccemas en las manos por los productos de limpieza no son nuevos. Siempre ha existido la dermatitis por irritación química. El problema actual es la exacerbación en el uso de estos productos. Algunas personas se han obsesionado con el lavado de manos y emplean cantidades inadecuadas de productos desinfectantes.

A esto debemos añadir la poca exposición solar por la cuarentena. Al permanecer bajo techo tanto tiempo, sin posibilidad de captar rayos ultravioletas en cantidad suficiente, disminuimos nuestra producción de vitamina D.

La vitamina D juega un rol clave en la salud de la piel. Es protectora de las células dérmicas y de su metabolismo. Por eso, se recomienda a los ciudadanos que puedan, que se expongan a la luz solar a través de ventanas o en el patio de las casas, aunque sea unos minutos al día.

afecta el coronavirus a la piel
El lavado de manos excesivo puede derivar en eccemas o dermatitis

La piel del personal sanitario

Otro punto importante sobre cómo afecta el coronavirus a la piel, tiene como protagonista al personal sanitario. Debido a los equipos de protección que deben emplear médicos y enfermeros, sus pieles se resienten.

Los sistemas de protección personal recomendados en los protocolos implican guantes, mascarillas y cofias. Esto se puede asociar con dermatitis y eccemas en las manos y el rostro. Además, el cuero cabelludo puede enfermarse con foliculitis y dermatitis seborreica.

Es importante que el personal sanitario siga una rutina de cuidado de la piel una vez que se quita el equipo protector. Deben lavarse las manos correctamente para quitarse sustancias de los guantes y despejarse del látex. Una ducha completa sería lo adecuado.

El uso de cremas hidratantes también podría ayudar para la protección de la piel, pero los sanitarios no se acostumbran a emplearlas. Según los estudios citados anteriormente, solo el 22 % de los médicos y enfermeros se colocan estas cremas al finalizar el día.

El coronavirus afecta la piel y afecta nuestras costumbres

De manera directa o indirecta, el coronavirus afecta a la piel humana. Quizás sea un efecto infeccioso en las células mismas, pero más probablemente se trate de un efecto derivado de las medidas de protección. Está claro que el COVID-19 cambió nuestros hábitos, y sería importante que las buenas costumbres puedan mantenerse.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí