Canal Antigua

Somos información

Descubren una nueva especie de dinosaurio décadas después de que se excavaran sus huesos

3 minutos de lectura

Se descubrió una especie de dinosaurio décadas después de que desenterraran sus huesos, según un nuevo estudio.

Los científicos han nombrado al antiguo reptil Brighstoneus simmondsi, que se cree que data del período Cretácico Inferior, hace unos 125 millones de años. El género Brighstoneus recibió su nombre de Brighstone, una ciudad inglesa cercana al sitio de excavación. Simmondsi es un guiño al coleccionista aficionado Keith Simmonds, quien encontró los especímenes.

Simmonds encontró originalmente los huesos en 1978 en la Isla de Wight, una isla frente a la costa sur de Inglaterra. Los especímenes se almacenaron en el museo Dinosaur Isle en Sandown en la Isla de Wight hasta que fueron examinados más de 40 años después para un estudio diferente.

«Es bastante común, si no lo más común, en estos días descubrir nuevos dinosaurios en los sótanos de los museos en lugar de en el campo», dijo el autor del estudio Jeremy Lockwood, estudiante de doctorado en el Museo de Historia Natural de Londres y la Universidad de Portsmouth en el Reino Unido.

En ese momento, Lockwood estaba llevando a cabo una investigación sobre la diversidad de grandes dinosaurios iguanodontes herbívoros, que incluían el Iguanodon y Mantellisaurus atherfieldensis, los especímenes fósiles de dinosaurios más comunes encontrados hasta ahora en la isla.

Un descubrimiento accidental

Después de examinar de cerca los huesos, Lockwood se dio cuenta de que tenía una nueva especie de dinosaurio en sus manos.

Tanto el Iguanodon como el Mantellisaurus tenían una nariz recta y plana, mientras que el Brighstoneus tenía una redondeada, dijo. Brighstoneus también tenía más dientes, diseñados para masticar, agregó Lockwood.

En el período Cretácico Inferior, la hierba y las plantas con flores no estaban ampliamente disponibles, por lo que el dinosaurio probablemente tuvo que comer plantas duras como las agujas de pino y los helechos, dijo.

Utilizando los huesos del muslo y el fémur, los científicos estimaron que el dinosaurio medía unos 8 metros (26 pies) de largo y pesaba alrededor de 1.000 kilogramos (2,200 libras).

Antes de este descubrimiento, los científicos designaban a todos los huesos delicados encontrados en la isla como Mantellisaurus, mientras que los huesos más grandes se clasificaban como Iguanodon.

«Brighstoneus muestra que había una mayor diversidad en los iguanodontes del Cretácico Inferior de lo que pensamos», dijo Lockwood.

Construido de manera diferente

Los especímenes de Brighstoneus también eran 4 millones de años más antiguos que los huesos de Mantellisaurus, por lo que se podría argumentar que es poco probable que sean de la misma especie debido al largo tiempo entre los dos, señaló.

Algunas de las características de los huesos, como la línea de la mandíbula, son exclusivas de Brighstoneus, dijo Matthew McCurry, curador de paleontología en el Museo Australiano de Sydney y profesor titular de la Universidad de Nueva Gales del Sur, que no participó en el estudio.

La mandíbula más larga podía contener 28 dientes, unos pocos más que cualquier otra especie estrechamente relacionada, dijo McCurry.

Lockwood está interesado en investigar si la diversidad de dinosaurios fluctuó con el tiempo o si se mantuvo igual en el transcurso de 1 millón de años.

Los huesos de dinosaurio también pueden revelar cómo era la Tierra hace millones de años, dijo McCurry.

«Describir nuevas especies de dinosaurios es el primer paso para reconstruir cómo eran estos ecosistemas del pasado y aprender cómo cambiaron con el tiempo», dijo.

*Con información de CNN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *