Canal Antigua

Somos información

Esto es lo que pasó con los perros de Joe Biden tras un «incidente de mordida»

3 minutos de lectura

Los dos pastores alemanes del presidente Joe Biden y la primera dama Jill Biden fueron llevados de regreso a la casa de la familia Biden en Delaware la semana pasada. Esto después de que Major, uno de los perros de los Biden, mostrara un comportamiento agresivo en la Casa Blanca, dijeron a CNN dos fuentes con conocimiento del asunto.

Major, quien fue adoptado por Biden en noviembre de 2018 en un refugio de animales de Delaware, tuvo lo que una de las personas describió como un «incidente de mordida» con un miembro de seguridad de la Casa Blanca. Se desconoce el estado exacto de la víctima, sin embargo, el episodio fue lo suficientemente grave como para que los perros fueran trasladados posteriormente a Wilmington, Delaware, donde permanecen.

CNN se acercó a la Casa Blanca en busca de comentarios y no recibió una respuesta de inmediato.

Major, que tiene 3 años, es el más joven de los dos perros de los Biden y se sabe que muestra un comportamiento agitado en múltiples ocasiones, incluidos saltos, ladridos y «embestidas» contra el personal y el equipo de seguridad, según las personas con las que habló CNN sobre el comportamiento del perro en la Casa Blanca. El mayor de los pastores alemanes de Biden, Champ, tiene aproximadamente 13 años y se ha vuelto más lento físicamente debido a su avanzada edad.

La vida de los perros de Biden en la Casa Blanca

Champ y Major se mudaron a la Casa Blanca en enero, menos de una semana después de la investidura de Biden.

«He estado obsesionado con que nuestros perros se acomoden porque tenemos un perro viejo y tenemos un perro muy joven», le dijo Jill Biden a Kelly Clarkson el mes pasado durante una aparición en «The Kelly Clarkson Show». «Tienen que tomar el ascensor, no están acostumbrados a eso, y tienen que salir al jardín sur con mucha gente mirándolos. Así que eso es lo que me obsesionó, lograr que se sientan cómodos y tranquilos».

Biden también dijo que el único lugar donde no se permiten perros es en los muebles, aunque admitió haber atrapado a Major subido al sofá. «Corren por todas partes», dijo Biden.

Una persona familiarizada con el asunto de los perros confirma a CNN que están en Delaware, pero señaló que se sabe que se quedan allí con cuidadores cuando la primera dama está fuera de la ciudad. El presidente de Estados Unidos partió el lunes por la tarde para un viaje de dos días a Washington y California para visitar bases militares.

*Con información de CNN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *