Canal Antigua

Somos información

Oposición venezolana ve “inviable” condiciones de CNE para eventual revocatorio a Maduro

4 minutos de lectura
El Movimiento Venezolano por el Revocatorio (MOVER), uno de los grupos que promueve un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, dijo que es “inviable” colectar poco más de cuatro millones de firmas para solicitar la activación del mecanismo constitucional el miércoles como estableció el viernes por la noche el Consejo Nacional Electoral (CNE).

VOA

Sin precisar detalles y a través de Twitter, el CNE se limitó a anunciar que 200.000 centros serían habilitados el miércoles entre las 6:00 de la mañana y las 6:00 de la tarde, y solo el sábado la página web publicó los puntos de recepción de “manifestación de voluntad”.

En ese sentido, Nicmer Evans, miembro de MOVER, recordó que la normativa establece que la recolección de voluntades se dará “45 días después de que se concerte con las organizaciones solicitantes la aprobación de los puntos de recolección de firmas”.

Evans cuestionó que el cronograma del CNE no contemple que los ciudadanos puedan tener información sobre el lugar al que deben movilizarse.

César Pérez Vivas, dirigente político y miembro de MOVER, afirmó que la decisión del poder electoral es “arbitraria” y una “bufonada”.

“La actuación del CNE es una vía de hecho, no tiene base legal, no han anunciado sobre qué cuerpo normativo nos vamos a desenvolver los promotores y los ciudadanos en Venezuela; por lo tanto, estamos frente a un golpe de Estado contra la Constitución que está llevando adelante el poder electoral por tres de sus rectores que están acatando instrucciones de Nicolás Maduro para impedir a los ciudadanos ejercer ese derecho”, dijo el sábado en conferencia de prensa.

“Lo del miércoles no es posible hacerlo físicamente, aunque nosotros queramos, aunque nos coloquemos en todos los centros en cola, tendría que ser cinco personas por minuto”, añadió.

Pérez Vivas insistió en que, al país, que cuenta con unos 14.000 centros de votación y 40.000 mesas, no puede “limitársele a que en 1.200 centros pueda ejercerse este derecho, porque no habrá la posibilidad de llegar a uno 60% u 80% de las manifestaciones exigidas por la Constitución”.

Además, subrayó que se les niega el derecho a los venezolanos que residen en el exterior y a aquellos en el país que se encuentren alejados de los centros de participación.

El artículo 72 de la Constitución establece que todos los cargos de elección popular son revocables y que transcurrida la mitad del periodo para el que fue elegido, “un número no menor del 20% de los electores inscritos en la correspondiente circunscripción podrá solicitar la convocatoria a un referendo”.

Sin embargo, el CNE anunció que las manifestaciones de voluntad “serán contabilizadas por cada una de las entidades del país, tomando en cuenta que para poder cumplir con el requisito de activación del revocatorio presidencial se deberá alcanzar el 20% del RE en cada una de ellas”, en base a una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia del 2016.

No es factible

Roberto Picón, uno de los rectores del CNE, dijo que el proceso “no es factible” y puntualizó varios de los motivos, entre ellos que “se tendrían que procesar cinco electores por minuto, por 12 horas, en todas las máquinas del país, sin margen de error”.

“Sin tiempo para notificar a la ciudadanía de los puntos de recolección (…) el proceso se llevará a cabo sin auditoria del software que garantice integridad e inviolabilidad del proceso; sin tiempo para nombras testigos en los 1.200 puntos, sin medidas de bioseguridad”, agregó.

Tres de los cinco integrantes de la directiva del CNE están vinculados al partido de gobierno y dos son considerados cercanos a la oposición.

Acciones

MOVER adelantó que recurrirá a todas las instancias nacionales e internacionales para exigir a los poderes públicos y a la comunidad internacional el respeto al derecho de revocar al presidente de la República.

“Nos mantenemos de pie defendiendo el derecho a la activación del revocatorio”, dijo Evans.

Yandir Loggiodice, portavoz de MOVER, anunció que esta semana llevarán a cabo diversas acciones pacíficas, entre ellas una movilización hasta la sede del poder electoral este lunes para exigir la rectificación del CNE.

“Nosotros no estamos llamando a ningún venezolano a ir a estampar su firma o su huella. Pero tampoco desde MOVER vamos a impedir que los venezolanos que de manera voluntaria que quieran ir a esos centros de forma de protesta a estampar su firma y demostrar que estaban dispuestos a revocar a Maduro, pueden hacerlo”, manifestó el domingo.

En ese sentido, explicó que el miércoles MOVER designará dos observadores por cada centro de recolección de manifestaciones para que los testigos puedan documentar que esos “puntos de fraudes fueron instalados”.

En mayo del año pasado, el movimiento que promueve el referendo acudió ante el poder electoral para solicitar la activación del mecanismo constitucional.

En 2016, la oposición intentó iniciar un proceso revocatorio contra Maduro, pero el poder electoral paralizó la recolección de firmas después de que tribunales regionales dictaron medidas cautelares ante denuncias oficialistas sobre un presunto fraude en el proceso por parte de la oposición.

Fuente: VOA

Lea También.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *