Canal Antigua

Somos Información

Bolivia rechaza presencia de redes del narcotráfico en el país

2 min read
En medio de las investigaciones por el asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci en Colombia, surgen revelaciones sobre estructuras criminales relacionadas con el narcotráfico que involucran a países como Bolivia.

La presencia de cárteles del narcotráfico en Bolivia ha sido negada por el gobierno, pero es una situación que también responde a un contexto político, aseguró el analista e investigador en temas de drogas y coca, doctor Franklin Alcaraz.

“Al gobierno no le conviene admitir la presencia de ningún cártel internacional de drogas en el país, (…) pero el gobierno al decir que hay emisarios de esos carteles en Bolivia está admitiendo implícitamente que esos carteles están trabajando con los narcotraficantes bolivianos”.

El gobierno enfatiza que tiene una lucha frontal contra el narcotráfico

y afirma que “los resultados de interdicción reflejan cifras superiores a las de otros años”.

No obstante, hace unos días, un portal de Brasil publicó que el presunto líder de la organización criminal brasileña Primer Comando Capital, Marco Roberto de Almeida, alias “Tuta”, estaba secuestrado en Bolivia por un “tribunal del crimen” de su propia facción criminal.

Primer Comando Capital, es uno de los grupos señalados en la investigación del asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci en Cartagena, Colombia, la semana pasada.

Según los medios de prensa

el grupo tiene capacidad para producir y enviar cerca de 5 toneladas mensuales de cocaína a Estados Unidos, África y Europa desde Bolivia, Perú y Colombia.

La justicia de Brasil y Paraguay presumen que alias “Tuta” está prófugo en Bolivia y la corte paraguaya ordenó su aprehensión con fines de extradición.

La respuesta del gobierno boliviano, a través del ministro Eduardo Del Castillo, fue rechazar de plano la información.

“Esta es una información que falta a la verdad. Vemos que se están utilizando supuestos, no estamos siendo objetivos, queremos manifestar que no hay secuestro en el territorio nacional de ninguna persona extranjera”, dijo el ministro.

Para el analista Franklin Alcaraz

todo esto tiene un impacto negativo para Bolivia a nivel internacional.

“En el exterior, Bolivia aparece más mencionada no solamente como un centro de producción de materia prima de elaboración de cocaína, sino también como un centro de fabricación de acopio y de distribución de esta droga a otros países, y esa es la imagen que se tiene ahora de Bolivia. Se está convirtiendo en un país con mayor relevancia ilícita, mayor que Colombia y Perú”.

En las últimas horas se conoció que 17 personas extraditables y requeridas por nueve países fueron capturadas durante las investigaciones del caso del asesinato del fiscal paraguayo.

Fuente: VOA 

Lea También.