Tips para ayudarte a dormir si te cuesta conciliar el sueño después de ejercitarte

0
406

Ejercitarse a la tarde te hace llegar a casa de muy buen humor y lleno de energía pero quizás con serias dificultades para conciliar el sueño. Toda esa vitalidad que te aporta la actividad física hace que dormir se convierta en todo un desafío.

Es un problema común dado que tras ejercitarse, el cuerpo genera endorfinas lo que causa un aceleramiento del organismo y la activación del sistema nervioso. Al finalizar el ejercicio, este estado de excitación se mantiene por un tiempo, por lo que relajarse es algo que se complica.

Pero no desesperes si sos de los que prefiere practicar algún deporte a la tarde o la noche y luego te cuesta dormir. Existen algunos tips para que te resulte más fácil.

Primero, trata de finalizar la actividad física al menos dos horas antes de tu hora de acostarte. De hecho, algunos estudios indican que hacer deporte antes de dormir aumenta el tiempo en fase REM de las personas y que ejercitarse mejora la calidad del sueño.

Otro factor a tener en cuenta es tratar, en lo posible, evitar las sesiones de entrenamiento de alta intensidad o HITT. Las mismas elevan la frecuencia cardiaca y el sistema nervioso simpático.

Un mecanismo eficaz para bajar la frecuencia cardiaca si no querés evitar el HIIT o no tenés dos horas entre tu entrenamiento y tu horario de irte a la cama son los ejercicios de respiración controlada, similares a los que se hacen en yoga o mindfulness.

Sino también puedes alargar un poco más los estiramientos que hacés al finalizar y convertirlo como la última actividad de tu rutina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí