Starbucks trabaja en medidas para reducir los riesgos a los que se expone el café.

Debido a la amenaza latente que representa el cambio climático para los cultivos de Café, la multinacional Starbucks trabaja en soluciones para hacer frente a este problema.

El cultivo del café es una siembra que se caracteriza por ser muy delicada, sobre todo la variedad conocida como “Café arábica”, que es la más popular. El comercio del café y los agricultores se encuentran en grave peligro ante la amenaza que supone el cambio climático. De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), “Para que los cultivos del café crezcan de la forma adecuada, es necesario que cuenten con niveles específicos de luz, humedad y temperatura”. Estas condiciones se cumplen en gran parte de las zonas de América Latina, principalmente en la región denominada como “El Cinturón Cafetalero”. El BID dio a conocer que para el año 2050 habrá un aumento considerable en las temperaturas, por lo que las áreas para cultivar el café se verán seriamente afectadas y reducidas. Además, los cambios en el clima podrían repercutir en que algunas regiones tengan la opción de incorporar este tipo de siembra. Para que el café continúe prosperando las acciones de la humanidad deben de cambiar.

La multinacional Starbucks que compra alrededor del 3% del café en todo el planeta, se encuentra desarrollando nuevos tipos de café arábico, los cuales cuentan con la característica que se pueden cultivar para resistir las altas temperaturas. Durante más de una década, los agrónomos que pertenecen a la empresa, han estado realizando cultivos de diversos tipos de cafetos, con el objetivo de hallar aquellos que generen una basta cantidad de frutos en un período de tiempo relativamente corto, que cuenten con las facultades para resistir al hongo de la roya, que es una enfermedad que ataca a este tipo de siembras y que se ha agravado por las consecuencias del cambio climático.

La compañía ha anunciado que, tras combinar múltiples variedades, ha seleccionado 6 tipos los cuales se acoplan a los requisitos establecidos y cumplen con una serie de estándares de sabor y aroma que la empresa implementó en un inicio. El catálogo de las 6 nuevas variedades creadas por Starbucks se encuentra disponible para los agricultores que laboran en la finca de café “Hacienda Alsacia” que pertenece a la compañía y que está en la nación de Costa Rica. Así mismo las nuevas variedades se pueden encontrar en un centro educativo y de investigación, que se encuentra junto a la Hacienda. El catálogo enlista el perfil del sabor que presenta cada planta. Uno presenta un café que posee notas de miel, melón y caña de azúcar, otro tiene un sabor más cítrico, floral y herbáceo, y así cada uno tiene aromas y sabores distintivos.

En el catálogo de las nuevas variedades de café, se describen cualidades en relación al crecimiento de la planta, así como las altitudes a las que el cultivo puede sobrevivir, las dimensiones y estructura de la siembra y cuánto tiempo transcurrirá para que genere su primera producción. Según la vicepresidenta ejecutiva de café global, impacto social y sostenibilidad de Starbucks, Michelle Burns, “Algunas de las variedades con las que se están trabajando y probando, están viendo su cosecha en un ciclo dos años, en lugar de 3 o 4 años”. Este proyecto podría significar que la producción del café se acelere y aumente en un futuro. Dándole una mayor ventaja tanto a Starbucks, sus proveedores y las demás compañías que se unan a esta iniciativa.

Alessandro Guirola

Alessandro Guirola

Deje su comentario